Cirugía refractiva con Laser Excimer

El LASER EXCIMER ha causado una auténtica revolución dentro de la cirugía refractiva desplazando a otras técnicas a un segundo plano. Entre sus VENTAJAS podemos resaltar: 1. La rapidez de la recuperación visual. 2. La precisión del procedimiento. 3. La estabilidad del resultado. 4. La seguridad de la técnica. El LASER EXCIMER emite luz ultravioleta con una longitud de onda de 193 nanómetros y es aplicado sobre la córnea (estructura más externa del ojo), con objeto de cambiar la forma de ésta, aplanándola en los miopes e incurvandola en los hipermétropes y conseguir así el enfoque correcto de las imágenes. Por las características de este tipo de luz, el láser no penetra más allá de donde toca y por ello no puede alterar ninguna otra estructura del ojo (cristalino, retina, etc.).SEGUIMIENTO: Una vez acostado sobre la camilla y frente al equipo láser, se le aplican unas gotas de colirio anestésico y se inmovilizan los párpados. Se ha de dirigir la mirada hacia un punto de luz determinado, pero muchos de estos equipos ya están preparados para cualquier movimiento del ojo y siguen actuando a pesar de cualquier desplazamiento involuntario mediante unos modernos sistemas de seguimiento “Autotracking”. En primer lugar y por medio del microqueratomo, se obtiene un disco de caras paralelas de la superficie de la córnea con la finalidad de queden expuestas las capas internas y es sobre esas capas donde se aplica el EXCIMER LASER.

Acerca de administradoropa

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.