Catarata

Desde 1990 existe una cirugía llamada facoemulsificación consistente en la destrucción de cristalino opaco del paciente y en su lugar se coloca un lente intraocular para compensar la pérdida de poder de refracción del ojo, practicando una incisión corneal de 2,7 a 3 milímetros en la técnica convencional o de alrededor de 2,2 milímetros en la técnica MICS, para retirar las cataratas. En la actualidad, el láser no se utiliza en este tipo de intervención, pues la facoemulsificación se realiza a través de ultrasonidos.

De todas formas se está trabajando en el uso de láseres de femtosegundos para la realización de algunos pasos de la intervención quirúrgica, como por ejemplo en la capsulorrexis anterior. Recientemente fue aprobado por la Food and Drug Administration de EEUU el primer láser de femtosegundos para la realización de este crucial paso de la intervención. En el año 2004 se realizaron unos dos millones de operaciones en la Unión Europea.

En las cataratas congénitas la cirugía de extracción de cristalino sin reemplazo inmediato antes de los 2 meses de vida del bebé es lo que más impacta en su futuro visual.

 

Acerca de administradoropa

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.